Espiritus de Alabastros

Anectodas de Alabastro

Algunos de las grandes noticias que se escucharon durante el día del 21 de Abril

“Los niños tiemblan de miedo durante la noche!”
“Extra extra! En la noche los mismos diablos bajaron”
“La guardia se preparo de los temibles aullidos durante la noche”
“Los granjeros buscan refugio en las casas”
“Los gatos se esconden debajo de los sillones y los perros son encotnrados poseidos!”

Relatos en una de las tabernas en la noche del 22 de Abril

Cazador: Se los juro! Esos aullidos fueron terribles… las sombras venian y atacaban todo..
Borracho 1: Hich… de .. hich.. seguro venian del castillo hic … #“$%”# reina… hic
Borracho 2: Sombras de alabastro! Malditos sean!
Bartender: Pos no creo que esas leyendas de sombras sean de * sirviendo nueva tanda de bebida al cazador * fuesen tan… sombrio
Cazador: Bueno… yo solo se que esa noche fue terrible… esas cosas se fueron sobre un lugar… tal vez el de los gitanos
Borracho 1: JA! * Levantando la copa en alto y con voz de triunfo * Fue de la “##$” reina… por fin se jodio a esa bola de ladrones! QUE VIVA LA “##”$ REINA! *vomita *
Bartender: * Pasandole un trapo al borracho qeu vomito * CALLATE IDIOTA! no quiero problemas con la guardia por tus palabras… y largarte de aqui si no puedes mantener la bebida dentro!

  • La conversacion continua haciendo referencia a esas criaturas *

Borracho 2: Pero bueno hombre… hic.. ¿por que regresastes antes de tiempo? Tu mismo has dicho que no tienes suficiente caza ni para 3 dias de comida…
Cazador: Te digo! No solo sombras si no cuervos gigantes cazando personas…
Bartender: ¿seguro que no lo estas inventando ?
Cazador: Que no! Era un cuervo enorme… traia un perro o un gato en sus garras y encadenados a otros sujetos desde sus patas… se los llevo al volcan…
Borracho 2: ¿Por que los llevaría al volcan?
Bartender: Pues es obvio… los que van nunca vuelven… de seguro ese cuervo se los ha de comer…
Cazador: Pues no se… pero no pienso aventurarme a esos lugares… solo se que desde ahora matare todo cuervo que se me acerque… y pobre de esas almas olvidada por los dioses…

Porciones del registro de uno de los dueños de tiendas en el distrito arcano…

Un día interesante… un nuevo cliente un poco distinto a los tipicos jovenes que creen conocer el ate… blanco y azul lo describirian bien… ha pedido muchos pergaminos y traia a un perro como mula de otras cosas, nada mas conmigo he obtenido una ganancia superior a las 400 monedas de oro…

Definitivamente el sujeto iba con encargo, eso o el pobre perro realmente es confundido como una mula. Como quiera no djo que estuviese hospendandose en alguna posada… Supongo que alguien con tal cantidad de dinero vivira con alguien de prestigio seguramente…

View
Resumen Parte 2
Entre las sombras

Resumen Segunda Parte

En el campamento gitano, las festividades continuaban como era costumbre; pero había al menos tres rostros que la alegría evitaba. Tanto Merryl como Europea estaban intranquilas por haber dejado atrás a Gorka. No podían ni imaginar en qué condiciones estaría y pese a sus preocupación, era la joven gitana Yandery la más consternada. Detrás de su máscara de tranquilidad, estaba la preocupación y detrás de esta la acción; algo debía hacer.

Oscuridad y nada más

Mientras tanto, Gorka abre los ojos para descubrirse dentro de una celda oscura. Aún porta sus ropas, mas ni rastro de su armadura o escudo. Frente a él, una silueta oscura le ofrece un vial que parece ser una poción de curación. Reticente Gorka la bebe y descubre recuperadas sus heridas, aunque la sensación en su nuca persiste.

Sin mediar palabras en exceso, la figura lo guía a través de pasadizos oscuros. Se mueve grácilmente y con plena confianza a pesar de la penumbra enceguecedora. Eventualmente le entrega a Gorka una antorcha siempre-ardiente; quizá por considerar su torpe avanzar un detrimento para sus fines.

Al final del recorrido, otra figura humanoide cubierta por la oscuridad y portando una máscara, le esperaba. Eran las Sombras de Alabastros que querían negociar; aunque ¿hasta dónde es negociar, si tu oferta la sirves con una daga a la garganta?

En ese momento, lo acontecido horas atrás cobro sentido; Zirneclis trabajaba para las sombras, al igual que los supuestos guardias del castillo. Todo había sido un extraño plan para negociar con nuestros héroes. ¿Qué ofertaban? Ayuda, apoyar la causa que nuestros aventureros buscaban. ¿Qué pedían? Ayuda, que nuestros héroes aceptaran participar en el derrocamiento del gobierno local.

Al parecer las sombras no tenían toda la información, o aparentaron no saberla. Acaso ellos, los negociantes de las sombras, ignoraban la invasión de los extraplanares. Gorka tomo el sorbo amargo y acepto la propuesta guardándose para si los detalles de la invasión. Momentos después se encontraría contando lo sucedido en la tienda de Mirtala. Yandery por su parte, había encontrado como ayudar y por métodos desconocidos por todos salvo ella misma, recupero las posesiones de Gorka.

Danzando en la fogata

El grupo tenía el espíritu renovado, después de todo Gorka estaba bien; para la mayoría eso era suficiente, para otros significaba no perder el tiempo intentando rescatarlo; y eso también era bueno.

Había más cuestiones a tratar que gitanos ebrios esa noche. Aún no sabían el proceder de Jufen; quien sabe que tan extensa y poderosa era la invasión de los extraplanares; con las sombras, había surgido una nueva facción sobre el campo de batalla y además acababa de llegar una caravana bastante peculiar directo al campamento.

Conformada por un grupo de trovadores nómadas, podían pasar desapercibidos; salvo por un mago. Bajo los ojos sabios de Mirtala y Brishen, el mago de nombre Lagus y su perro Setez, serían una excelente adición al grupo. Sin embargo, después de lo sucedido con Zirneclis, al menos Gorka no estaba listo para confiar en extraños tan pronto.

Con motivos ajenos al grupo, Brishen y Mirtala hablaron sobre la puerta de piedra del volcán. Al parecer no era una simple puerta, pues no parecía haber forma de abrirla. Que ocultaba tras de sí era un misterio; mismo que nuestros aventureros tendrían que resolver. Se hicieron los preparativos para el viaje y sin más que hablar esa noche, se continuó con los festejos nocturnos.

Un camino enredado

El viaje al volcán resultaría demasiado para un solo día y nuestros héroes se vieron forzados a descansar acampando en los pastizales. La primera guardia sería la de Gorka, mas no resultaría como esperaban. A poco rato de haberse acostado, tanto Gorka como Setez escucharon ruidos extraños provenientes de una de las tiendas. Adentro de la misma, descansaban Merryl y Europea hasta que un ataque repentino las despertó. Alertados por los gritos el resto del grupo se apresuró hasta el origen del alboroto. Al parecer una gran enredadera venenosa estaba apresando a Europea por lo que Gorka valiente e ingenuamente se lanzó contra la criatura.

Eventualmente quedaron libres y llevaron la batalla más cerca de la fogata; donde varios optaron por utilizar los maderos de la fogata como armas. Ante los ataques incendiarios el adversario se mostraba inmutable. Europea al verse privada de sus armas tradicionales, opto por utilizar los poderes mágicos que conocía, dirigiendo rayos de luz contra el enemigo. Finalmente entre todos terminaron destruyendo el cumulo de hojas y ramas que perdiendo la fuerza vital se marchitaron como en otoño. Una vez controlada la amenaza, el grupo de aventureros retomo descanso; aunque ahora su sueño seria menos tranquilo.

Adentrándose en la forja de los dioses

Después de viajar un día más atravesando los campos fértiles, nuestros héroes arribaron a una cueva oculta en las faldas del volcán. Un corto túnel de piedra los dirigió hasta las prometidas puertas misteriosas. Hechas de piedra más dura que el acero y más pesada que el plomo, estaba enmarcada por runas arcanas de origen desconocido.

Con el esfuerzo de Lagus, lograron descifrar el mensaje que resulto tan críptico como las runas mismas. El acertijo fue resuelto por Merryl y su perspectiva simple de la vida. Era sencillo después de todo; para abrir la puerta bastaba con esperar que llegara el amanecer siguiente. Sin más que hacer por el resto del día, se asignaron guardias y se procedió a descansar. ¿Qué secretos guarda el volcán y como afectara a la historia? Solo el mañana lo descubrirá.

View
Resumen Parte 1
Tejiendo la trama.

Resumen Primera Parte

Mucho ha pasado desde el último recuento; se habló de salvar a los antiguos héroes; se contactó al mago misterioso; hasta se involucraron en una invasión a la prisión de Alabastros y el rescate de la verdadera reina. Hasta ahora la información apunta a la usurpación del trono por seres de otro plano; pero quienes son y que más pretenden se desconoce.

Adentrándose en la cueva

Con el fin de descubrir más sobre lo acontecido dentro del castillo y con la esperanza de encontrar a uno de los héroes faltantes; nuestros aventureros decidieron acercarse a través de los túneles subterráneos de la ciudad. En esta ocasión contaban con la compañía de una joven de nombre Zirneclis; misma que rescataron durante la invasión a la prisión. Además de descubrir que Merryl era capaz de transformarse a una forma humanoide.

Bajo las ruinas de lo que alguna vez fue un hogar para Merryl, el grupo descubrió una entrada oculta. En el interior escucharon sonidos similares al de un niño llorando. Movidos por un sentimiento de empatía, avanzaron entre las paredes de piedras, húmedas y cubiertas por verde moho. Eventualmente encontraron la fuente del ruido, un par de plantas subterráneas que los atacaron cual aperitivo oportuno. Si bien lograron vencer, tuvieron que abortar su exploración cuando Gorka resulto envenenado por tentáculos ponzoñosos.

Gracias a la pronta ayuda buscada por Zirneclis, los servicios de uno de los sacerdotes locales restablecieron al guerrero de inmediato. Una vez restablecidos continuaron con la misión.

Bajo la mirada acechante

Eventualmente el grupo encontró lo que parecía la entrada a la mazmorra del castillo; solo bloqueada por una puerta de barrotes. Derrumbaron la puerta pensando que era una buena idea y el sonido del metal cediendo, dio aviso a los guardias que estaban cerca.

Todos excepto Pint, optaron por regresar a los túneles. EL monje decidió esconderse con el fin de obtener información del enemigo. Por desgracia para el grupo, uno de los guardias logro avistar al invasor; dando inicio a la batalla.

Al principio la situación parecía nivelada, pocos guardias pero bien armados. Sin embargo la situación evoluciono para peor cuando una telaraña casi atrapa a Europea. Los ojos siempre atentos de Pint atestiguaban su procedencia.

Atrapados en la seda

Para sorpresa de todos nuestros aventureros y el escepticismo de algunos, la fuente de tan inusual ataque resulto ser Zirneclis. La inocente e indefensa damita mostraba ahora su verdadera forma. Después de varios intentos infructuosos de lazar telarañas, opto por transformarse en una criatura similar a una araña del tamaño de un hombre humano. Mientras tanto, los guardias seguían atacando a los invasores, sin reaccionar a la metamorfosis.

¿Acaso estaban aliados con la criatura?

La pelea continúo y eventualmente lograron tumbar al monstruo, pero aún más guardias arribaron. Superados en número y a pesar de sus esfuerzos, el grupo fue diezmado en fuerza y cuando Pint y Merryl resultaron sumamente lastimados optaron por la retirada. AL final lograron escapar a costa del sacrificio de Gorka.

Agridulce caminar

Con la cola entre las patas, el grupo regreso al campamento de los gitanos cubiertas de sangre sus ropas y con acuosos ojos. Se realiza una junta en la tienda de Mirtala y deciden que no pueden volver por Gorka en ese momento; primero deberán de investigar las puertas misteriosas del volcán. Al mismo tiempo un grupo ambulante buscaba festejos nocturnos entre los gitanos. Que pretenderán y que papel jugaran en la historia de Alabastros; está aún en el incierto futuro.

View
La torre encantada
Cuando los muebles atacan.

En el interior de la Torre

Los aventureros decidieron investigar la presencia sombría que avistaron en el techo de la tore abandonada. Más ignoraban lo que les esperaba dentro de la torre. Estaba oscuro y Europea opto por conjurar una luz a través de su cuerpo; acción que no fue muy bien vista por el resto del grupo que pensaba andar con sigilo. Después de adecuar a Europea con piezas de tela a manera de pantalla, continuaron adentrándose en la lúgubre edificación.

El primer piso les mostro una habitación espaciosa y circular. Sin embargo, no encontraron signos de habitantes, al menos no recientes. Dentro de las resistentes y ásperas paredes de piedra, se encontraban pocos objetos. Una mochila vieja y algo derruida que Nadeish decidió tomar bajo la mirada inquisitiva de Europea. En su interior contenía tan solo unas cuantas monedas y chucherías diversas. Más adelante Pint encontró una lámpara de aceite aun con combustible. Gracias a esto las fuentes de iluminación aumentaron aunque aun no extinguían por completo las sombras del lugar.

Por su lado, Leonet el gnomo y Nadeish hallaron junto a la mochila unas pinturas, pergaminos y libros. Pasaron un más tiempo revisándolos del que Gorka hubiera deseado. Para él toda esta investigación parecía inútil. Quizá la sombra solo era otro de los gitanos preparando una sorpresa para el evento. En cambio Pint se mostraba incluso ansioso de encontrar un oponente sobre quien practicar lo que años de entrenamiento marcial le habían enseñado.

Así continuaron caminando por las ruidosas maderas que componían el suelo de la torre. Al otro lado de la habitación encontraron las escaleras que asumían los llevarían al siguiente piso. Las escaleras eran angostas; por lo que tuvieron que subir uno por uno.
Gorka tomo la delantera, en su mente recordando su entrenamiento con el escudo. Si las cosas llegaban a combate, el debería estar al frente. Claro, si las cosas llegaban a combate. Gorka se sorprendió un poco de pensar siquiera en esa posibilidad.

Detrás de él, Europea iluminaba el camino con su luz. Si de ella hubiera dependido, sería la primera en la fila. Fuerte, resistente y sabia, quien mejor para guiar la investigación. No que considerara a los demás inferiores, no. Simplemente estaba segura de ser capaz de defenderse y poder defender al resto.

Tercera en la fila estaba Nadeish, sus vivaces ojos en búsqueda de posibles “recuerdos” para guardar. Era reservada con sus palabras, pero sus hábiles manos no. Mientras escuchaba las escaleras crujir con sus pasos, se lamentaba no tener suficiente espacio para llevarse las pinturas del primer piso. Chapa de oro. Quizá podría convencer a un “cliente” que el marco estaba hecho de oro puro.

Penúltimo del grupo, Leonet se regocijaba pensando en el posible valor que podría tener el libro. Un antiguo volumen que habían encontrado junto con las pinturas y que estaba seguro valdría al menos unas cuantas piezas de oro.

Al final, cuidando la retaguardia, Pint los seguía con pasos seguros. Un tenue olor a humedad y polvo llegaba su nariz. ¿Cuánto faltaría para poder encontrar un digno oponente? Al parecer no mucho.

Unos cuantos escalones arriba, el escudo de Gorka choco con una cortina. Nada importante. Después Europea fue atacada por la misma cortina. Entonces eso si fue importante. Sin saberlo el grupo había sido emboscado por ¿una cortina? Nadeish quiso ayudar y blandiendo su espada corta, intento asestar un golpe. Más sin esperarlo la mochila antigua y derruida contraatacó. Ya no era solo una cortina sino también una mochila quien los atacaba. El grupo sorprendido, intento defenderse de los extraños objetos. Leonet, que ya previamente desenfundo su espada, acudió a la ayuda de Nadeish. Balanceo su arma en un movimiento que por poco y lacera a su aliada; pero que logro acabar con la sobrenatural existencia de la mochila.

Mas la batalla estaba lejos de acabar. Las fuerzas enemigas aumentaban, ya que se vieron rodeados por un plumero al frente y un banco de madera por la espalda. Con esto Gorka entablo combate con el objetivo más extraño de su corta vida. Fallo su primer intento, al igual que Europea con la cortina. Los objetos persistieron en su cometida y bajo la mirada de un curioso pajarillo, arremetían contra los aventureros. Cuidando sus pasos sobre la madera antigua y frágil de los escalones; Gorka hizo acopio de fuerza y asestó un certero golpe al pequeño plumero destruyéndolo. Así mismo Europea hizo lo propio cortando la cortina en pedazos mundanos de tela cubriendo los polvosos peldaños. Mientras, en la retaguardia continuaba la batalla entre Pint y el banquito de madera. Ninguno de los dos parecía someterse al otro.

Merryl observaba desde afuera a distancia prudente lo que acontecía dentro de la torre. Con atención alcanzo a ver como Gorka aconsejaba una táctica de combate y los demás la ejecutaban. Continuaron con el ascenso mientras Gorka subía cubriendo con su escudo los embates del mueble. Finalmente el espectral silencia que invadía la torre fue roto por el sonido de madera romperse. El gorrión se sorprendió al observar partes de madera salir volando por la ventana.
Una vez victoriosos continuaron con la exploración de la torre. En el siguiente piso encontraron otra cortina. Europea decidió tomar precauciones y perforo el textil con su espada mientras Pint le dio una patada. Después de lo que habían presenciado, era natural que temieran lo peor de cualquier otro textil.

Detrás de la cortina, estaba un cofre con un cerrojo grande. Velozmente Nadeish intento abrirlo mientras Europea intentaba justificarse tal comportamiento. Por un momento se sintió aliviada de que la ladronzuela fallara en su meta. Sin embargo, el gusto le duro poco. El gnomo se sumo al intento y eventualmente abrió el cofre para revelar objetos triviales en su mayoría. Tomaron lo que consideraron necesario o útil y prosiguieron.

Afuera el pájaro estudiaba las acciones de los extraños humanoides. En su pequeña mente no entendía muy bien que era lo que querían. Lo que si entendía era que la figura sombría en la torre probablemente estaría tramando algo. Opto por vigilar. Ya llegaría el momento de actuar. La figura parecía inmóvil. Solo su capa ondeando con el viento que surcaban a lo alto de la edificación. Aún bajo la oscuridad de la noche, su negruzca silueta resaltaba casi evidente para la atenta mirada del gorrión.

Casi en la cima

Por otra parte, fuera de la mirada de Merryl, el extraño y confundido grupo entraría al último piso de la torre. A la cabeza del grupo el guerrero de escudo abriría la puerta y los demás le seguirían. Lo que encontrarían sería algo inesperado: nada.

Pero las apariencias engañan y apenas se encontraron todos dentro de la habitación de piedra; la puerta fue cerrada de golpe por un podio de madera. Habían sido emboscados.

Europea no podía creerlo, dos veces atacados por objetos normalmente inocuos. Esto no podía ser normal. Mientras estas cuestiones invadían su mente cargo contra el podio enemigo. Sin embargo, dada la confusión y quizá el atropello de acciones, termino tropezando. Al podio se le unieron dos objetos más: una silla de madera que entablaría combate con Pint y el libro que Leonet había recogido algunos pisos más abajo.

Así se formaron tres pequeñas peleas: Gorka y Europea contra el podio, Pint y Nadeish contra la silla y Leonet contra el libro aun dentro de su mochila. El libro fue el primero en caer bajo los embates del pequeño gnomo. Mismo que asistió en el combate contra la silla usando su ballesta. Por otro lado Gorka fue sorprendido con una embestida del podio que casi logra tumbarlo. Europea viendo el estado de Gorka se apresuro y orando liturgias sagradas pidió a su diosa ayuda. Sus manos comenzaron a brillar con un halo esperanzador. Al tocar al guerrero, este sintió como su moretones dejaban de doler, como sus músculos se reacomodaban en su lugar y las articulaciones dejaban de quejarse. Eventualmente, con espíritu renovado Krevner destruiría la extraña criatura mientras Europea buscaba asistir a los demás. Al final la silla cayó víctima de una fuerte y certera patada descendente del monje. Su astillado ser partiéndose en pedazos inanimados de madera.

Sobre la Torre

Por su parte, el pequeño gorrión vigilaba a la sombría figura. Parecía no moverse salvo por su capa que ondeaba al viento. Era extraño que permaneciera taciturno por tanto tiempo. Mas cobro sentido cuando la capa se precipito acariciando las ásperas y enmohecidas paredes de la torre. Ante los ojos asombrados de Merryl, se rebeló que lo cubierto por la capa era tan solo parte de la arcaica construcción. Alguien había olvidado la prenda ahí. O quizá la puso deliberadamente para distraer a los incautos.

Mientras tanto, el grupo de aventureros subía los endebles peldaños hacía el techo de la edificación. En sus oídos aun permanecían los sonidos del combate previo; al igual que algunos moretones y dolores. El más profundo oculto detrás de una actitud de seguridad y un rosto sereno bajo rojiza cabellera. ¿Cómo era posible que cometiera tales errores? Europea sabía que era necesario redimir sus obras y pronto tendría su oportunidad.

Bajo la luz del atardecer, diez ojos buscaron ansiosos al perpetrador de sus recientes penurias. Al igual que el pajarillo previamente, lo que encontraron fue solo las frías piedras de la torre y el consuelo del viento.

Fue Rheda quien entre pensamientos se percato de dos pequeños e inquisitivos ojos que los vigilaban a prudente distancia. Merryl había sido sorprendida. La elegida por Mayaheine expreso su interés por tan curioso animalillo que por segunda vez avistaba; pero los demás parecieron no considerarlo importante. ¿Sería que no la tomaban en serio tras lo sucedido?
Por su parte, sabiéndose descubierta, el gorrión astutamente busco conseguir provecho del extraño grupo. Les apuntaría hacia la capa. Quizá ellos tendrían los recursos para identificar al dueño.

Con ademanes y un poco de insistencia Merryl logro que los demás observaran la prenda tendida a un lado de la base de la torre. Por lo que estos se precipitaron escaleras abajo. Ya cerca tomaron la capa. Y con ayuda del conjuro Detectar Magia corroboraron que estuvo impregnada de magia. Intentaron rastrear al mago entre la absorta muchedumbre; mismo que resulto infructífero.
No solo habían perdido los pasos del individuo sino que también se habían perdido el espectáculo de los gitanos. Sería necesario consultar a un sabio o sabia, sobre el paradero del desaparecido. Con ayuda de una gitana de nombre Yandery lograron llegar al elusivo campamento de los gitanos. Entre los ruidos naturales del bosque que los rodeaba, los aventureros incluyendo al paranoico gorrión, observaron cómo Yandery negociaba su entrada.

En el campamento gitano

Cada paso dentro del campamento era acompañado de miradas. Algunas de curiosidad, otras más bien inquisitivas. Todas centradas en los extraños invasores. Conforme se adentraban sus atentos oídos eran alcanzados por la creciente algarabía de una fiesta nocturna. Todos excepto los de Europea que se entretenía intentado adivinar el nombre del curioso animalillo que ahora los acompañaba. Al llegar junto a la fogata, la joven guía le pidió esperar mientras consultaba a su abuela, líder espiritual del campamento. Una vez más, los aventureros se permitieron relajarse mientras esperaban tener audiencia con La Matriarca.

Eventualmente lograron hablar con una mujer evidentemente sabia por los años que cargaba encima. Respondía al nombre de Mirtala. Y a pesar de su senil apariencia, el espíritu jovial de Mirtala aligeraba la tención en el ambiente. Fue poca pero útil la información provista por la anciana. Las protecciones mágicas del castillo impedían que mantuviera vigilia sobre esa área.
Una revelación desalentadora fue la inexistente relación entre el individuo de la torre y los síntomas del rey. Sin embargo, no todo fue desilusión, pues el grupo se entero de la importancia del mago real con respecto a las protecciones del castillo. Además Mirtala les clarifico que el símbolo buscado por la dama del muelle era precisamente una representación de la protección del mago. Claramente la Reina se interesaría en recuperarlo. Sin embargo la ubicación actual del mago es desconocida incluso para La Matriarca.

Al final fueron asignados un par de cuartos para su estadía, pues el trayecto de vuelta a la ciudad resultaría peligroso. En el camino cruzaron pasos con Tysha, una oscura gitana de métodos extraños aun entre los nómadas. Más tarde esa noche, Pint seguiría a la taciturna dama hasta el bosque. Incrédulo y con arboles como mudos testigos, observo como un cuervo crecía a un tamaño imposible y una dama se alejaba montada en su lomo. ¿Sería esto verdad? ¿O seguiría dormido aún?

Se necesitara más testigos que los arboles y más evidencia que su testimonio para probarlo.

View
Todo comienza en el inicio...
Muchos llegan, muchos se van... mas algunos perduraran.

Grande es la ciudad de Alabastros y en su gran variedad de habitantes se encuentra una joven dama. Recién llegada de tierras más al norte, carga con el propósito de ayudar al desprotegido. Misión difícil pero comendable. A pesar de que sus primeros intentos por identificar oportunidades desembocan en una fallida entrevista de trabajo; ella, de nombre Europea Rheda no se deja disuadir. Eventualmente se toparía con un habitante local, Gorka Kevster, quien la guiaría al templo más cercano de Pelor.

Gorka es un simple habitante local de Alabastros. Con tan solo 16 años sus ojos nunca han visto nada más allá de las murallas que rodean los distritos centrales de la ciudad. Desde joven ha tenido que lidiar con grandes problemas, mas no está aún consiente de la aventura que le espera.

Mientras tanto en otro lado de la ciudad un nuevo trovador arriba, quizá en busca de fama. En su camino se encuentra con una mujer que espera incontables horas la llegada un hombre ausente. Con ayuda de su elocuencia, el joven obtiene un nombre de la dama. Y promete buscar el paradero del dueño del mismo. Eventualmente deseara una audiencia con el soberano. Más conseguirla requerirá un poco de astucia.

También de fuera de la ciudad llega un joven monje. Responde al nombre de Pint. Trae consigo la responsabilidad de entregar un mensaje. Esta cometida lo lleva al templo de Pelor donde además de entregar su mensaje, se encuentra con Europea. Sin entablar gran comunicación inician una investigación sobre una presencia misteriosa.

Por su lado, desde los campos agrícolas un pequeño gorrión decide visitar la ciudad después de años de autoexilio. El temeroso animalito fue nombrado Merryl por un hombre de su pasado. Ahora el curioso pajarillo se redescubrirá a sí mismo a través de entender el extraño mundo de los humanoides.

Gracias a un llamado por parte de oficiales del castillo y por la astucia del trovador, estos individuos logran entrar al castillo. Y aunque por medios diferentes, todos son testigos del extraño estado en el que se encuentra el soberano. Taciturno, casi inmóvil y cuando no con movimientos mecánicos. Por si esto no fuera sospechoso por si solo; la reina se muestra cortante y obstructiva a con el grupo.

A pesar de que gran parte del grupo fue echado del castillo. Gorka y una acompañante además de Merryl, logran darse cuenta que el rey se encuentra afectado por algo en su cuello. Merryl además logra identificar una runa mágica en la nuca del rey, pero como podría un gorrión avisar a los demás.

Con la nueva información sobre la “enfermedad” del rey. El grupo opta por acudir a los gitanos en busca de un diagnóstico. Y para encontrarse con los gitanos no hay mejor momento (o peor) que el festejo a un lado de la torre abandonada.

Ya en el lugar, el grupo se permitió un poco de divertimiento mientras conseguían hablar ya fuera con el patriarca o la matriarca de los gitanos. En su espera se percatan de una presencia sombría en la parte alta de la torre. Ahora optaran por investigar la lúgubre edificación. ¿Que será lo que encontraran? Solo el tiempo lo dirá.

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.